5 cascadas en la Sierra Norte de Madrid para que este verano disfrutes al fin al aire libre

Te invitamos a descubrir la fuerza del agua en la Sierra Norte de Madrid y que la corriente nos traiga otra llena de cambios positivos y esperanza. Y desde nuestras Casas Rurales Collarubio puedes conocer estas fantásticas Cascadas de la Sierra Norte de Madrid.

La Sierra de Guadarrama, así como el resto del Sistema Central, delimita claramente dos vertientes hidrográficas, la del Duero al Norte y la del Tajo al Sur. Por lo que todos los arroyos, regatos y ríos que surcan las laderas de la Sierra Norte de Madrid, pasan a formar parte de la cuenca del Tajo. Estos ríos y arroyos de la vertiente meridional o madrileña ejercen, por lo general, una acción erosiva mucho mayor que los de la vertiente septentrional o segoviana, formando cañones y barrancos más profundos. Esto se debe, principalmente, a la diferencia de altura entre las dos mesetas, mientras que la altura media de la meseta Sur es de unos 650m, la Norte se encuentra a unos 900m sobre el nivel del mar, por lo que son los arroyos y ríos de la vertiente Sur los que realizan una acción erosiva más potente al salvar un desnivel mayor y un recorrido más largo hasta alcanzar la cuenca sedimentaria.

Este hecho hace que entre los arroyos y ríos que surcan la Sierra Norte de Madrid encontremos cascadas y saltos de agua bastante espectaculares, dando una nota de movimiento y musicalidad a nuestras laderas serranas.

Estás cascadas y saltos de agua se producen en su mayoría en los barrancos, cabeceras de los valles y en los cursos altos de los ríos, zonas por lo general muy poco accesibles y aisladas. Las especies que viven en este medio, necesitan de esa tranquilidad y de la pureza de sus aguas para poder vivir. Es un medio muy delicado y frágil, fácilmente alterable, tenlo en cuenta, se respetuoso, disfruta de ello con el mayor sigilo y toma conciencia de la fuerza del agua, esa fuerza que modela la vida.

A continuación, os animamos a conocer algunos de estos saltos de agua o chorreras que existen en la Sierra Norte de Madrid y que no te puedes perder:

-Chorrera de los Litueros: En el extremo Norte de la Sierra, en la localidad de Somosierra, se halla este salto de agua, uno de los más espectaculares de toda la Comunidad de Madrid. La Chorrera de los Litueros debe sus aguas al arroyo del Caño, que nace en las laderas del Tres Provincias o Cebollera Vieja. Las aguas del arroyo se encajonan por las Peñas del Chorro, dando lugar a una serie de saltos de agua y a una espectacular cola de caballo. Este arroyo tras aunar sus aguas a las del arroyo de las Pedrizas dan lugar al nacimiento del río Duratón. Desde Somosierra bajar por la antigua N-I dirección Norte, aproximadamente 1km. Tomar el camino que sale a nuestra derecha.

-Cascada del Cancho Litero: Este escondido salto de agua situado al Noroeste de la localidad de Villavieja, es quizás el menos conocido de entre los que aquí se detallan y nos da la oportunidad de realizar una agradable caminata y disfrutar de su belleza en un ambiente de absoluta tranquilidad. El agua proveniente del arroyo del Cancho Litero, que corre por la ladera de los Montes Carpetanos, forma una cascada de unos 10m de caída cuyas aguas se derraman sobre una amplia poza. Llegar a ella no es fácil, ya que el camino no está señalizado, habremos de tomar la cañada del molino, y a la altura del arroyo del Tajo, desviarnos por un sendero marcado con hitos de piedra que nos llevarán a la cascada.

– Chorrera de San Mamés: Uno de los saltos de agua más populares de nuestra Sierra es sin duda esta chorrera que se ve incluso desde la autovía de Burgos. Esta chorrera pertenece al arroyo del Chorro, un afluente del río Lozoya. La chorrera deja caer sus aguas por un resalte rocoso de unos 30 metros y se encuentra a una altitud de 1.470 msnm. Sus aguas están presentes durante todo el año, pero es en el deshielo (finales de primavera) cuando su caudal baja con mayor algarabía, golpeando en caída libre ensordecedora la zona rocosa que soporta su inclinación. Para acceder a ella lo podemos hacer a través de un camino señalizado tanto desde San Mames como desde Navarredonda o realizar una ruta circular que incluye la chorrera y ambas poblaciones.

– Chorrera de Mojonavalle: quizás la que se rodea de más bella compañía. El estruendo de la caída de sus aguas se deja sentir entre la blancura de los troncos de los abedules, y el verdor de tejos, acebos y pinos que forman este bosque relicto llamado el abedular de Canencia. La chorrera con una caída de unos 30m debe sus aguas al arroyo del Sestil del Maillo que nace un poco más arriba, en la ladera del pico Perdiguera. Para acceder a la chorrera solo hay que seguir la senda ecológica que parte del Puerto de Canencia.

-Cascada del Purgatorio: Quizás la más popular de las cascadas de la Sierra Norte de Madrid. Esta cascada, rodeada del ambiente místico que le otorga la cercanía del Monasterio de El Paular, es un espectacular salto de agua que forma el arroyo del Aguilón debido al estrechamiento de los farallones que lo encauzan. La ruta nos ofrece además atractivos patrimoniales como el propio Monasterio o naturales, como el arboreto Giner de los Ríos. Una ruta para toda la familia y adecuada para cualquier estación del año. Para acceder a la cascada tendremos que caminar aproximadamente 2h a paso tranquilo, a través de un camino señalizado.

Fuente: sierranortedemadrid.org